sábado, 30 de mayo de 2009

Tocando koalas (este es otro)

Ayer estuvimos haciendo otra vez la turistada: dando de comer a los koalas y canguros y sobándoles un poco, que para eso son tan suavecitos. Eso sí, éste de la foto no es el mismo del año pasado (el que compartimos Rocío y yo) y además te lo dejan coger en brazos.
Al principio me daba un poco de cosa, porque tienen pinta de muy frágiles y no me parecía apropiado que se me cayera al suelo una especie protegida, pero hay que reconocer que se agarran de maravilla.
El caso es que así parece otro animal, porque el año pasado me quedó la sensación de que eran un poco ásperos. Y no, son muy suaves y además les huele el aliento a caramelos de eucalipto. Supongo que el de la otra vez (el que sólo dejaban manosearle los lomos) estaba resobado por gente con las manos "poco limpias" y por eso raspaba.
Pues aquí os dejo una bonita foto de mi amigo comiéndose una hojita.
Hablando de todo un poco, vuelvo el lunes que viene después de pasar por Kuala Lumpur y Amsterdam. Si no os llamo para tomar algo es que estoy muerto y necesito dormir un poco. Y luego me marcho a Glasgow... pero eso ya es otra historia.

domingo, 24 de mayo de 2009

El tiburón, el tiburón...

Este fin de semana hemos estado en Port Lincoln, una zona muy conocida por sus atunes, focas y los que se las quieren comer... los tiburones blancos.
Ya los había visto anteriormente en Ciudad del Cabo el día que fuimos a pescar, pero lo de meterse en la jaula y verlos a medio metro es otra historia.
Y que conste que os escribo estas líneas de puro churro, porque el sistema de la jaula y todo lo que la rodea es bastante seguro, pero tiene un fallo... cuando te estás metiendo o saliendo estás vendido. De hecho un malnacido de esos me quiso comer un cacho de brazo mientras me metía en la jaula, que con un neopreno un par de tallas más pequeño (ya veréis las fotos) y la cintura llena de pesas (para que no salgas volando, dijo el jefe) no es tarea baladí.
Eso sí, la salida la hice como los pingüinos esos de los documentales que se quieren subir al iceberg, volando directo al barco...

lunes, 18 de mayo de 2009

Uno menos para la lista

No se si os acordáis de la lista que puse hace un mes de las 50 cosas para comer antes de palmarla, pues ya tengo una menos: el Moreton Bay Bug.
Al final no es para tanto. Es como una especie de langosta pequeñita, pero algo más sabrosa. Lo jodido es que sólo se pueden comer en Australia.
Hoy también me he dado cuenta de que ya me queda poco más de una semana para volver a casa, y todavía no he comprado ningún regalo. Aunque los de los chavales de la oficina los tengo ya pensados: unos kangaroo scrotum pouches. Sí, es exactamente eso. Seguro que les encanta.
Sigo trabajando el tema de los vídeos de Japón, pero no encuentro la música apropiada, y desde luego no lo puedo dejar con las barbaridades que se me van escapando, así que tendréis que esperar a que vuelva a casa.
Para este finde os tengo preparada una sorpresa. Va a haber una super entrada en el blog. De esas que tienen millones de visitas. Probablemente no pueda colgarla hasta el lunes o martes, porque aquí la Internet va fatal, pero os aseguro que va a merecer la pena.

domingo, 17 de mayo de 2009

Subiendo el Sydney Harbour Bridge

Esta mañana hemos madrugado un poco y nos hemos ido a subir el Sydney Harbour Bridge (http://www.bridgeclimb.com)
Es un puente de acero que se construyó en 1932 y tiene 139 metros de alto (ya veis que he estado muy atento a las explicaciones).
Lo bueno de esta atracción es que estás caminando por encima del arco del puente. Muy preparado desde luego, porque te ponen un traje con unos arneses y estás enganchado a un cable todo el rato. Las vistas son impresionantes (ya os enseñaré las fotos).
Otra cosa curiosa es que durante toda la visita la guía va explicando cosas del puente al grupo a través de unos intercomunicadores. Pero no son unos auriculares normales de esos que te pones en las orejas, no. Estos son unos chismes que lleva el ejército de los EE.UU. y que te los colocas debajo de las sienes y transmiten el sonido por vibración sobre nosequé hueso del cráneo. El caso es que se escucha perfectamente y es mucho más cómodo que llevar unos auriculares.
Y hoy no me puedo despedir sin tener unas palabras para Michel, que cumple 35 tacos. Felicidades desde el otro lado del mundo!

sábado, 16 de mayo de 2009

En Sydney

Cuando estuve en Ciudad del Cabo os comenté que estaba pensando en hacer una lista con las ciudades más bonitas en las que he estado. Pues esa lista ya tiene una ganadora: Sydney.
Es una pasada. Estoy preparando un reportaje fotográfico de los bueno, pero en el hotel este internet va como el orto y no las puedo colgar.
Esta tarde haremos un pequeño crucero por el puerto y mañana escalaremos el famoso puente.
Seguiré informando.

miércoles, 13 de mayo de 2009

El camino del Samurai

Otra vez (y ya van dos) me la han vuelto a liar para ir a dormir a un hotel "típico" japonés. O sea, de los que no tienen cama. Este era tan típico, que no sólo no tenía cama, sino que tampoco tenía ducha. Así que había que bajar a los baños termales a echarse unos calderos de agua por la cabeza.
Otra vez me he tenido que poner el kimono, pero esta vez con un bonito complemento que me compré ayer en Tokio. Según el de la tienda, pone "Espíritu de lucha" y poseído por el mismo
me dispongo a darle una paliza al fotógrafo.
Hoy volvemos a Tokio y mañana salimos hacia Sydney, a visitar el Hunter Valley.

lunes, 11 de mayo de 2009

Cruzando el Scramble Koutasen (スクランブル 交差点)

Ayer estuvimos en Shibuya, pasando por el que dicen que es el cruce más transitado del mundo, algo así como un millón de personas al día. El cruce tiene un stop de los cuatro carriles para que toda la gente pueda cruzar a la vez (en diagonal también)
Al lado de este cruce está la famosa plaza Hachiko (ハチ公) en honor al perro que esperó durante años a su amo fallecido. Este es el lugar más común para quedar con alguien.
Tengo varios vídeos del cruce y de la gente extraña que hay por Shibuya, pero hay que editarlos para quitarles el audio con los comentarios que vamos haciendo Jon y yo. Luego les pondré un poco de música japonesa y punto.
De momento el único que os puedo poner es este, grabado desde la estación, no es precisamente el momento de más afluencia, pero creo que os podéis hacer una idea de la locura del momento.

video

domingo, 10 de mayo de 2009

Comiendo ballena

Allá donde fueres, haz lo que vieres. Pues en Japón se come ballena (kujira-鯨) Y aunque no estaba en la lista de las 50 cosas que hay que comer, nos lanzamos a ello.
Estuvimos probando sushi de las distintas partes (aleta, cola, costado, etc...) y un poco de rebozado (geikatsu-鯨かつ) que estaba bastante bueno.
Ya veis que mi japonés está disparado. Un par de días más y no voy a necesitar a Hanako para que me traduzca.

sábado, 9 de mayo de 2009

Comida de plástico

No, no es que no me guste la comida de por aquí (que me encanta), o que los orientales se estén volviendo extremadamente limpios (que lo son). Es que la comida que ponen en los escaparates de los restaurantes es una réplica de plástico, de cera para ser más exactos.
Pero no penséis que es un filete, o un huevo frito o cosas así. Es simplemente alucinante. De hecho, el otro día estuvimos en una tienda donde vendían réplicas para los restaurantes y encontramos de todo (incluso un melocotón con su pelusilla)
Ya de paso, en la zona de proveedores de restaurantes, entramos en la tienda de un vendedor de cuchillos para cortar sushi. Nunca he visto, ni creo que vea mejores hojas de acero. Con aguas como las espadas damascenas, templados a mano y afilados como el mismo infierno. Uno que me gustó especialmente valía algo más de dos mil euros. Con dos pelotas.
Si tenéis tiempo, podéis echar un vistazo a la página del mejor fabricante de comida de plástico (después de McDonald's) aquí: http://www.iwasaki-bei.co.jp/

jueves, 7 de mayo de 2009

El Jet lag

Uno de los inconvenientes de los viajes de larga distancia es el famoso Jet lag. La wikipedia lo describe como: el desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona (que marca los períodos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar en avión largas distancias, a través de varias regiones horarias.
Lo más chungo para el cuerpo es viajar hacia el este, porque cuando llega la noche estás despierto a tope, cuando toca desayunar te comerías el mundo, y a la hora de comer te apetece un yogur y punto.
Si a todo esto le unimos el dormir cada día en un sitio distinto, y que esta mañana me ha despertado la chica del hotel hablando en nosequé, os juro que el primer minuto estaba tan perdido que he tenido que mirar el teléfono para saber dónde estaba.
Acabo de leer en la wikipedia que algunos estudios con hamsters prueban que la viagra acelera la adaptación a las nuevas zonas. Sin embargo yo creo que es bastante mejor ir a una reunión con clientes dormido que palote ;-) Supongo que el origen de este estudio está en algún hombre de negocios que, como yo, no podía pegar ojo y decidió meterse una pastillita azul y marcharse de fiesta...
Hoy he hecho unas fotos chulísimas (a pesar del sueño), así que en cuanto saque un rato las subo.

domingo, 3 de mayo de 2009

En el Mariquitina's Day

Ayer estuvimos en el Mariquitina's festival, que en contra de lo que su nombre pueda sugerir, no tiene nada que ver con el orgullo gay.
Se celebra en el viñedo "La Tejera", en Fuenmayor y, según decían en el periódico, es una fiesta indi en torno a la cultura y el vino de Rioja.
Como podéis ver en la foto, tuvimos un día muy bueno. La sangría estaba bastante caliente y como no llegamos a tiempo para el concurso de cazar mariquitas ni para la lectura del futuro en los posos del vino, nos marchamos a Laguardia a tomar una copa.
Como ya os he ido contando a todos, el martes me marcho de viaje y estaré fuera unas cuatro semanas. Tiene pinta de que va a ser un viaje muy divertido, así que estad atentos al blog.
Sayonara ;-)